Laboratorios de idiomas – Preguntas frecuentes

¿Los laboratorios de idiomas podrían considerarse un método de enseñanza “anticuado”?

Si tuvo que aprender un nuevo idioma en la década de 1960 o 1970 y su escuela secundaria contaba con un “laboratorio de idiomas”, podrá recordar la experiencia como algo aburrido, confuso y poco amigable.

Pero así como la tecnología en general ha evolucionado considerablemente en los últimos 60 años, también lo han hecho los laboratorios de idiomas. En la actualidad, las plataformas de laboratorio de idiomas del siglo XXI son fascinantes, interactivas y fáciles de usar, especialmente para una generación de estudiantes que creció junto al iPad y al teléfono inteligente.

Quizás su aspecto más importante, los laboratorios de idiomas sobresalen por cuanto mejoran las habilidades comunicacionales de los estudiantes (auditivas y verbales), en extremo fundamentales en el actual entorno de “aldea global”, donde viajar a otros países ya no es solo privilegio de pocos.

Hoy en día, los alumnos de idiomas no están encadenados a un pupitre. Las plataformas modernas de aprendizaje de idiomas ofrecen acceso 24/7 a los materiales de estudio y los estudiantes pueden obtenerlos desde cualquier parte que disponga de conexión a internet.
Además, los estudiantes pueden trabajar con cualquier dispositivo, desde computadoras Windows o Mac a Chromebooks, táblets iPad, hasta teléfonos inteligentes Android o iPhone. ¡De seguro esto no es “anticuado” ni “tecnología obsoleta”.

¿Por qué necesito un laboratorio de idiomas?

“En las salas de clases de hoy, la relación profesor-alumnos suele ser de 1 a 30 o incluso peor. En este tipo de entorno, es considerablemente difícil para los profesores ofrecer oportunidades de práctica oral a cada uno de ellos. Un estudio definitivo realizado en Alemania identificó que, en los cursos más numerosos, un alumno promedio podría tener apenas 20 segundos de práctica oral por hora de clase.

Los laboratorios de idioma abordan este problema al hacer posible que todos los estudiantes practiquen de manera simultánea, con lo que se amplifica el tiempo de práctica oral en un factor de al menos 10 veces. Esto se logra proporcionando a los alumnos audífonos de calidad que los aíslen de sus compañeros y permitan gestionar actividades grupales (como conversación en parejas) y/o actividades de grabación/práctica oral para autoestudio que los estudiantes puedan realizar individualmente.”

Soy profesor y no experto en tecnología. ¿Los laboratorios de idiomas son fáciles de usar?

La facilidad de uso varía considerablemente de un sistema a otro. Por ello, si su establecimiento está evaluando la adquisición de un laboratorio nuevo, procure experimentar con él en la práctica antes de seleccionar una solución específica de laboratorio de idiomas.

Al desarrollar la plataforma de laboratorio de idiomas SmartClass+, se puso gran énfasis en ofrecer al usuario la experiencia más simple posible a través de técnicas como:

  • Organizar los controles en pantalla de manera lógica, con simplicidad visual y orden
  • Presentar solo aquellas funciones relacionadas con la actividad realizada
  • Entregar una guía paso a paso para tareas compuestas a través de “asistentes” contextuales específicos.

Esta modalidad permite a Robotel ofrecer una rica funcionalidad de manera muy amigable para el profesor.

¿Qué ocurre si no hay disponible una sala dedicada para mi laboratorio de idiomas?

“Las plataformas modernas de laboratorio de idiomas se pueden configurar para que funcionen en casi cualquier entorno. Disponer de una sala fija es fantástico, pero también es posible configurar carros portátiles con hasta 40 laptops, Chromebooks o táblets. Estos carros funcionan como laboratorios de idiomas portátiles y pueden llevarse de una sala a otra.

La comunidad educativa está adoptando la modalidad BYOD (lleva tu propio dispositivo), en la cual los alumnos llevan sus dispositivos portátiles (por lo general un Chromebook, laptop o iPad), con el cual se pueden unir a una clase en vivo. Los mismos dispositivos se pueden emplear después de clase para completar tareas en el hogar. La modalidad BYOD funciona extremadamente bien en establecimientos que poseen programas tecnológicos uno a uno.++”.

Mi departamento no puede costear un laboratorio de idiomas. ¿Hay alguna manera de compartir el costo con otros departamentos?

“En situaciones en que el Departamento de Idiomas Extranjeros no tiene recursos suficientes para acceder a un laboratorio exclusivo, resulta conveniente un enfoque multidisciplinario para varios departamentos en la adquisición de laboratorios.

Las plataformas de laboratorio de idiomas incluyen una amplia variedad de funciones de gestión de salas de clases, como compartir pantalla, intercomunicador de audio, compartir webcam, control remoto, lanzar actividades de autoestudio, lanzar programas, grabar estudiantes y gestionar cursos y clases.

Si bien los departamentos de idiomas extranjeros (también conocidos como departamentos de lenguas internacionales o lenguas modernas) suelen tener requisitos más estrictos para la gestión de salas de clases, la mayoría de las capacidades del sistema se pueden utilizar para enseñar cualquier asignatura, desde matemáticas a historia y desde física a inglés como segundo idioma.”

¿Puedo utilizar cualquier audífono con mi laboratorio de idiomas?

“Técnicamente “sí”, pero prácticamente “no”. Procure que el conector físico de los audífonos de usuario sea compatible con la interfaz de sus estaciones de trabajo. Estos podrían incluir un par de conectores (audífono y micrófono) o un conector “combo” único.

Asegúrese de que sus audífonos tengan orejeras acolchadas para bloquear el ruido ambiente y un cintillo acolchado para mayor comodidad durante el uso extendido.

La parte más importante de los audífonos es el micrófono. Cuando todos los estudiantes hablan simultáneamente, se requiere un micrófono altamente direccional con cancelación de ruido que elimine las interferencias externas no deseadas.
Recuerde que la calidad de sonido es extremadamente importante, por lo que, como regla general, no intente recortar costos con los audífonos.”

¿Puedo combinar una colección de programas gratuitos para emular una plataforma de laboratorio de idiomas?

“Sí y no. Si es un profesor que entiende de tecnología y puede visualizar fácilmente la manera de integrar un grupo de programas diversos para lograr algunas de las funciones de una plataforma de laboratorio de idiomas, entonces dicho enfoque podría resultar práctico.

Sin embargo, la mayoría de los profesores no quiere complicarse la vida con detalles como distribuir los archivos entre sus alumnos y recolectarlos después. Tampoco quieren saber qué carpetas de su computadora se utilizan para almacenar los diferentes tipos de archivos.

Los sistemas de laboratorio de idiomas, además de entregar excelentes herramientas didácticas, lo hacen de manera tan integrada y optimizada que los profesores solo deben preocuparse de “enseñar”. Solo les basta con hacer clic en los botones “abrir” o “guardar” y ya no tienen necesidad de dominar aspectos complejos de la arquitectura del sistema de archivos de la computadora.

Las plataformas de laboratorio de idiomas simplifican la logística de iniciar sesiones y ejecutar actividades tanto en la sala de clases como en las tareas de autoestudio para el hogar, de manera que un profesor promedio puede lograr rápidamente las competencias técnicas y administrar confiadamente una amplia variedad de actividades con mínima pérdida de tiempo en el manejo tecnológico. Además, hacen posible que los profesores gestionen todo el trabajo de preparación, revisión y evaluación de tareas desde el hogar.”

¿Qué tipo de red es mejor para mi laboratorio de idiomas?

Depende. Por lo general, hay tres tipos de redes:

  • ASDN (Red Dedicada Específica de Aplicació)
  • Alámbrica
  • WiFi

Si no hay restricciones, entonces una red ASDN con cableado dedicado propio ofrece un rendimiento general óptimo. Por otra parte, si sus estudiantes utilizan iPad o Chromebook, entonces una red WiFi podría ser la única solución conveniente. SmartClass+ admite las tres opciones de conexión de red.

Lo más importante es que, sea cual sea la red seleccionada (ASDN, alámbrica o WiFi), procure que su implementación se optimice según rendimiento dentro del laboratorio de idiomas solo para los usuarios del mismo.

En el establecimiento o en la nube ¿Desde dónde opera mejor mi laboratorio de idiomas?

Hay virtudes en ambas modalidades de almacenamiento para la base de datos.

El almacenamiento local en el establecimiento educativo ofrece mejor control sobre la seguridad de los datos. El almacenamiento en la nube elimina la necesidad de acceso externo a la red de su establecimiento, lo cual garantiza una mejor seguridad de esta.

¡Por eso SmartClass+ admite ambas opciones!

¿Tiene otras preguntas? Para más información, contáctenos.